miércoles, noviembre 14

Responsabilidad Social Corporativa


El capitalismo-esto es, propiedad privada y distribución de recursos a través del mercado- es hasta ahora el sistema económico más flexible y el que ha tenido el mayor impacto para la prosperidad social y el mejoramiento de la calidad de vida de millones de personas. Pero al mismo tiempo, ha creado consecuencias negativas, como la degradación del medio ambiente y la acumulación de recursos en unas cuantas manos. Este sistema también ha permitido que empresas privadas adquieran gran poder económico y político; algunas de estas empresas han crecido de tal manera que se han convertido en las entidades más poderosas del planeta, aun más poderosas que ciertos países. De las principales economías del planeta, aproximadamente la mitad son países y la otra mitad empresas. Pero en contraste con gobiernos, el principal objetivo de las compañías privadas es la maximización de ingresos, y no responden a las necesidades de la comunidad, sino de sus inversionistas. Como Charles Handy describe (Harvard Business Review, Octubre 2012), para la mayoría de las personas, las corporaciones son “organizaciones anónimas, dirigidas por personas anónimas, que son nombradas agentes de inversionistas anónimos. Los motores de la economía de sociedades democráticas, son controlados como cualquier monarquía y como islas rodeadas por la democracia. Con razón existe una creciente percepción que su poder ha escapado el control popular- y que el interés por el bien común esta siendo ignorado.”

Uno de estos intereses por el bien común que está siendo ignorado es la necesidad de un medio ambiente limpio y la conservación de recursos naturales. La conservación a largo plazo de los ecosistemas y de los servicios ecológicos que proveen a la sociedad, está siendo ignorada por muchas compañías, y la degradación del medio ambiente y sus consecuencias negativas no están siendo tomadas en consideración al calcular el costo de proyectos.

Afortunadamente, y gracias la presión ejercida por la comunidad, muchas empresas están incluyendo programas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en sus políticas de manejo. La Organización Internacional para la Estandarización (International Organization for Standarization, ISO) describe la RSC como “una política de manejo equilibrada de organizaciones para atender problemáticas financieras, sociales y ambientales, de tal manera que beneficie a personas, comunidades y sociedad.” La Responsabilidad Social Corporativa incluye la consideración de derechos humanos, derechos laborales, prácticas de negocio justas, aspectos ambientales, derechos del consumidor, participación comunitaria y desarrollo social.

Como consumidores, tenemos la oportunidad  (y la responsabilidad) de presionar a las compañías a hacer lo debido en bien de la sociedad y medio ambiente. Podemos demandar que los productos que consumimos sigan principios de RSC. Y por el otro lado, las compañías tiene la responsabilidad (y la oportunidad) de hacer lo correcto por la sociedad. De hecho, las compañías que acatan estas prácticas están viendo que son prácticas de negocio sanas, y que sus empresas están siendo recompensadas con una mejor reputación, lo cual conlleva a mayor valor económico y mayores ganancias.

Terra Peninsular está creando alianzas con compañías que aplican o que quieren aplicar los principios de RSC. Este tipo de alianzas crean oportunidades de negocio que son de beneficio para la sociedad y el ambiente. Estamos convencidos que la conservación y los negocios lucrativos pueden ir de la mano. La experiencia demuestra que la responsabilidad social corporativa es buena para la economía y para el planeta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario